26 sep. 2009

La jueza Parrilli: sólo un síntoma

Nunca es triste la verdad,

lo que no tiene es remedio.




En este excelente post escrito por Lucas Arrimada (No hay) , se reflexiona sobre el episodio más que lamentable que tuvo por protagonista a la jueza Parrilli. Algunas de las discusiones de los comentarios a ese post nos han asombrado. Se concentran en la posible violación de garantías de la jueza, en el “contexto” en el cual dijo las atrocidades que dijo, en la posibilidad de que el auto estuviera bien estacionado, y en otros problemas que ha padecido la pobre víctima, esto es. Una jueza que no escuchó a nadie, que gritó e insultó y maltrató a todo el mundo, que amenazó a una empleada con detenerla ocho meses si entraba a su jurisdicción, con la cereza de las rubias y las morochas.


Nada de eso justifica el comportamiento que se puede ver en los videos.


Pero el gran problema va mucho más allá de este terrible episodio. Como señala Lucas, debemos preocuparnos por todas las formas del abuso de poder. Este caso nos obliga a reflexionar acerca de si estamos frente a un suceso patológico pero aislado o si, en realidad, solo nos vemos impactado por la fuerza de las imágenes de un video que pone de manifiesto varias de las características de nuestros poderes judiciales.


“Estoy trabajando” parece ser la única excusa para el reclamo desmedido del privilegio. Como si las personas que la atendieron y el resto del planeta hubiera estado durmiendo la siesta. Ella no tiene tiempo, y no tiene tiempo porque está trabajando. Si esto fue realmente así, debió dejar su reclamo de lado, tomarse un taxi y seguir trabajando, no preocuparse por su auto particular. Los abogados también trabajamos, y tenemos audiencias, traslados y procuraciones en distintos tribunales. Sin embargo, ni en Comodoro Py ni en Plaza Lavalle tenemos estacionamientos privilegiados, ni ascensores para nuestro uso exclusivo, ni comedores para nuestro uso exclusivo, etcétera, etcétera, etcétera. No estoy reclamando tales privilegios, solo señalando la lógica de la desigualdad, de la jerarquía, del privilegio propia de la organización de nuestro poder judicial.


¿Por qué los integrantes de un tribunal de juicio deben ser “camaristas”? Son jueces de grado, no hay más razón para ello que la necesidad de sacralizar la jerarquía y el rango, como si se tratara de la organización de las fuerzas armadas. ¿Por qué esa reunión anual que realizan quienes integran estos tribunales de juicio deja afuera a los jueces correccionales? ¿Porque ellos no son “camaristas”?


¿Por qué cuando se discute el posible traslado de la justicia penal ordinaria al ámbito del poder judicial de la Autónoma uno debe escuchar afirmaciones tales como “yo soy juez nacional, no pasaré a ser un juez municipal”? Quienes tienen esta percepción sobre este tema, parecen presuponer, al menos, que:


a) la estabilidad de los jueces en el cargo no es un mecanismo que tiende a proteger el derecho de los habitantes a una justicia independiente;


b) la estabilidad de los jueces es un derecho subjetivo de carácter laboral; y


c) el derecho de los habitantes de esta ciudad a contar con un poder judicial local es de menor jerarquía que el derecho natural de los jueces a permanecer atornillados a sus sillones de por vida.


¿Cuáles son los contraincentivos que genera el poder judicial contra esta lógica del privilegio y la prepotencia? Ninguno. Seguramente el nivel de exposición de Parrilli terminará con su destitución. No es que creamos que no debe ser destituida, sí lo creemos.


Pero también creemos que lo que muestran los videos es solo un síntoma de un problema mucho más grave: la racionalidad que informa a nuestro poder judicial.

4 comentarios:

Agustín Eugenio Acuña dijo...

Coincido plenamente con vos Alberto. Un desastre esta jueza, pero que el árbol no nos impida ver el bosque.

La Anonima dijo...

Alberto, excelente y tan real la forma en que se maneja el poder judicial, lamentablemente todavia siguen con los rangos, jerarquias y todo abuso de poder y corrupcon que te puedas imaginar. El poder judicial tiene que ser mas democratico y defender las ideas republicanas y no como esta jueza que da verguenza.
Los de los camaristas es asi, son jueces igual que los demas y tienen que destacarse por sus fallos y por la defensa de los derechos humanos, la igualdad, la democracia etc. Piensan que son como la CSJN, sienten que tienen ese nivel jaja. Nunca me voy a olvidar cuando fui relatora en camara que un camarista dijo no voy a dar explicaciones a un juez inferior ...ya que tienen menos categoria, esto ya es vanidad y mal gusto.

Anónimo dijo...

hola, buena nota. lamentablemente hace poco que empecé a trabajar en el fuero de la ciudad y me dí cuenta que, a diferencia de nación, que es de donde vengo, y donde los jueces son bastante burros, en la ciudad son IM PRE SEN TABLES.
PERO NO IMPRESENTABLES PORQUE NO SEPAN NADA SINO PORQUE ADEMÁS DE NO SABER NADA DE NADA, FALLAN LO QUE INTUITIVA O POLITICAMENTE CREEN CORRECTO (cagándose en toda norma existente, me explico???).HACIENDO GALA Y ABUSO DE LA ARBITRARIEDAD.(a diferencia de otros fueros -salvo federal que, como sabemos, es otra galaxia- donde un empleado que algo sabe le explica el plexo normativo o, por lo menos, influye en la decisión).
tengo por lo menos 20 fallos para demostrar esto (nulidades obvias que se rechazan, prescripciones de causas que, pese a su obviedad no se dictan, garantías que se reconocen o no según quién sea el imputado, y un largo etcétera).
es un fuero de cuarta -aunque pagan muy bien, donde predominan personas que ideológicamente son afines al gobierno (no casualmente advertí que la mayoría de los magistrados son egresados de la uca, miembros del cuba, hablan con una papa en la boca, son católicos, condunden principios básicos del derecho penal en las audiencias de una forma que dan, cuanto menos, vergüenza ajena, fueron socios de personajes siniestros de la política, etceeeeeeeeeetera.).
parrilli, más allá de este hecho imperdonable creo, era una de las pocas excepciones.
alberto! y si pones una sección que sea "fallos impresentables"?
sino puedo armar un blog que se llame algo asi: www.magistradosimpresentables.blogspot.com jaja
salu2

tincho dijo...

esta jueza es un un elemento más de la socidad como sistema. Con esta afirmación, obvio, no la exculpo, pero el Poder Judicial no solo ostenta falencias intolerables, sino también los abogados, docentes, alumnos......es nuestra sociedad. Es difícil es en este contexto arrojar la primer piedra....