27 jul. 2009

Novedades en la Causa Glasman

No está descartado que elefantes verdes habiten Júpiter; tampoco está corroborado

Por Laura y Eduardo Glasman


Después de pasados dos años de (supuestas) actividades investigativas veladas a cualquier contralor, el fiscal LONG solicitó la habilitación de la feria judicial a fin de encarcelar a los “poderosos” colegas y amigos de Felipe GLASMAN, usando los argumentos y testimonios de aun más poderosos mandamases de la ciudad y la provincia. ¿Puede alguien creer que después de anunciar por dos años el inminente encarcelamiento de CARIGNANO y otros, se solicite una detención urgente con el argumento de que los acusados pueden alterar pruebas? ¿Qué “fantasma” del círculo íntimo del fiscal Long le aconsejó solicitar estas detenciones con tanta urgencia?

Hoy, tal como en octubre del 2007, el fiscal confunde verdades a medias, falacias, e interpretaciones interesadas con razonamiento lógico formal. Hoy tal como ayer, criminaliza opiniones y reniega del derecho de las personas a comunicar, publicar, y persuadir sobre la validez de sus convicciones. Hoy tal como ayer, el Estado viola dos de los más elementales derechos: el derecho a opinar y el derecho a reclamar.


¿Cómo la opinión pública, y sobre todo, profesionales de la comunicación, pueden considerar delito la elaboración de notas periodísticas describiendo la lucha política y gremial de una víctima de asesinato? Y si, en efecto, miembros de la AMBB hubieran proveído esta información, ¿QUÉ? Y si hubieran corregido notas periodísticas, ¿QUÉ? Y si hubieran querido persuadir a la comunidad de que los adversarios de Felipe GLASMAN tenían intereses que podrían verse satisfechos con su asesinato, ¿QUÉ? Y si nosotros o cualquiera creyera en eso, ¿QUÉ?; y si Felipe GLASMAN creyera en eso, ¿QUÉ?

Los siguientes son hechos que el fiscal ha desvirtuado o desatendido por más de dos años:

• La llamada “pista falsa,” "notas armadas," operaciones de prensa,” representa, en su mayor parte, la actividad y el pensar de Felipe GLASMAN poco antes de su asesinato. Este se encuentra detallado en sus escritos publicados en la revista Conciencia (ver “La política de Felipe” en el blog “La causa Glasman” para un resumen). El fiscal LONG ha ignorado estos conflictos, desincriminado e incluso asumiendo la defensa de los presuntos involucrados en esta líneas, sin mediar medida de investigación alguna. Es una irresponsabilidad de la justicia ignorar los conflictos de Felipe con el poder.
...

... LONG ni siquiera pudo probar que el asesinato por encargo de Felipe GLASMAN fue por encargo. ¿Sabrá LONG lo que es una prueba?

Parafraseando la prosa del funcionario, no está descartado que elefantes verdes habiten Júpiter, como tampoco corroborado. Pero en la boca de un funcionario de justicia, ¿no es esto confesar la propia incapacidad para probar la culpa? Más grave aún, ¿no es esto invertir el peso de la prueba, obligando a que el acusado demuestre su inocencia? ¿O acaso el fiscal explica cómo descartó las otras decenas de hipótesis? Los que lo han escuchado sabrán que repite con insistencia ¡ESOS NO TIENEN NADA QUE VER! ¡NADA QUE VER! Y que lo hace con un énfasis innecesario. Los que lo han escuchado sabrán también que tiene una particular habilidad para la conversión de monedas. A los que acusa, cuando gastan en pesos, gastan en dólares; a los que defiende, cuando gastan en dólares, gastan en patacones (y con varios ceros de menos). ¿Será que habrá auditado las cuentas de todos los poderosos mencionados en la causa? Por supuesto que no, la apertura de pensamiento no es su hábito. También lo saben los padres de la chiquita Daiana MÉNDEZ, otras víctimas de la particular suspicacia de LONG.

Durante el juicio a COLMAN, nuestros abogados afirmaron: “Que Long nos de elementos para dudar de la AMBB y nosotros lo ayudamos con el pelotón de fusilamiento.” Después de más de tres años de seguir esta línea de investigación, ESTO NO HA OCURRIDO.

Los hijos de Felipe GLASMAN exigimos:

• El cese de la conducta autoritaria, parcial, y mentirosa del fiscal LONG

• El cese del uso de la causa GLASMAN y recursos del Estado para la defensa de posiciones de particulares


• El inmediato acceso a todos los legajos reservados


• El juicio al partícipe necesario del crimen, VIDAL


• La investigación de todas las líneas que pudieran llevar al esclarecimiento del crimen, incluidas las de los conflictos descriptos en los escritos de Felipe GLASMAN y sus derivados


• La inmediata remoción del fiscal LONG de la causa en la que se investiga el asesinato del Dr. GLASMAN, tal como fuera solicitada un año atrás sin que se haya aún fijado audiencia para discutir las pruebas en su contra. (Y sin que nadie se haya quejado de que los jueces no tienen “huevos” para enfrentarse a LONG; después de todo LONG sólo es un valiente cuyas posturas son casualmente parecidas a las de algún que otro mandamas de la ciudad).

Ver la nota completa aquí.

No hay comentarios.: